Hace dos años la Seccional Mar del Plata de la Asociación Trabajadores del Estado, ATE, creó el Departamento de Salud Laboral con el objetivo de llevar adelante acciones a favor de lograr que el ámbito laboral en el que se mueven los trabajadores, permitiera el desarrollo de sus actividades sin lesionarlos ni física ni psicológicamente.

 

Además, la intención era la de accionar para la creación de los Comités Mixtos en Salud y Seguridad en el Empleo Público (COMISASEP), tanto sectoriales como jurisdiccionales, tal como lo promueve la ley 14.226.

 

Sin embargo, esto último no se ha logrado y desde ATE criticaron a las autoridades políticas por esta situación. “La simple decisión política de conformar el Comité Mixto (COMISASEP) en Educación aún no se ha visto cristalizado por el retardo de ejecutar su funcionamiento, a pesar que la recomendación de la Dirección de Escuelas estaba dada desde el mes de marzo del presente año”, explicó Carlos Díaz, secretario general de ATE Mar del Plata.

 

El dirigente gremial destacó que desde el Departamento de Salud Laboral la mayor parte del trabajo, se centró en los edificios escolares dadas las precarias condiciones de infraestructura existente en los mismos.

 

“Habiendo llevado a cabo las denuncias pertinentes, tanto al Ministerio de Trabajo, al Consejo Escolar y a las Jefaturas Regional y Distrital de Educación de una cantidad importante de establecimientos educativos, nos encontramos con que el feroz ajuste en la provincia de Buenos Aires y la falta de gestión del actual cuerpo de Consejeros Escolares, presididos hasta el próximo 10 de diciembre por Ignacio Arbanesi, los cuales impidieron las soluciones necesarias para evitar los riesgos laborales para el personal y la pérdida de días de clases para los alumnos; responsabilidad compartida por quienes son delegados del gobierno de Dirección General de Cultura y Educación, los Jefes de Educación Distrital y Regional Carmen Id y Jorge Olguin, respectivamente”, señaló Díaz.

 

Más adelante, planteó como ejemplo lo sucedido en la Escuela Secundaria N° 41, la que a pesar de los reclamos reiterados desde el año 2011, se encuentra sin dictar clases en su edificio ya que este no ofrece, a la comunidad educativa, garantías suficientes de que no se produzca un derrumbe.

 

Otro caso paradigmático es la Primaria N° 13 que articula con la Secundaria N° 33 y que, desde febrero de 2012 no brinda a sus alumnos el servicio de comedor, el que es reemplazado por sándwiches, incluyendo la época invernal con temperaturas bajo cero, ya que si bien se arregló medianamente el piso de la cocina, al día de hoy no se le proveyó la cocina industrial que se requiere para elaborar los alimentos y ahora ha surgido la filtración de agua que hace que la escuela permanezca inundada y con peligro de electrificación en sus paredes, cada vez que se producen lluvias.

 

“Son estos los motivos que nos llevan a pensar que no hubo ni hay decisión política por parte de las autoridades locales ni provinciales, de brindar el ámbito laboral que como trabajadores nos merecemos, por lo tanto llegaremos hasta las últimas consecuencias en la cadena de responsabilidades para que la seguridad laboral no sea una lotería”, remarcó el titular de ATE.



Siguiente Noticia Artistas locales e invitados especiales en el Punto de Encuentro del Festival

Noticia Anterior La industria audiovisual debate en Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario