Desde el último jueves, cerca de 200 enfermeros, mucamas, camilleros y administrativos del Sanatorio Belgrano realizan una retención de tareas por el no pago de los salarios, puntualmente, del último mes.

 

Este es un problema que vienen padeciendo hace tiempo debido a que las autoridades se atrasan constantemente con los salarios. En octubre, recién cobraron el 18 y, por ahora, no hay ninguna novedad.

 

En ese marco, este lunes por la mañana realizaron una “choripaneada” frente a la institución sanitaria que está ubicada sobre Belgrano al 4300. Bombos y megáfonos mediante, cortaron parcialmente la calle y dejaron en claro que mantendrán la medida de fuerza hasta que cobren sus salarios.

 

“Basta de abusos, paguen en fecha”, “estamos en paro”, “Raimondi – Hanna, sus hijos comen y los nuestros también; con amenazas no se come”, “el Sanatorio Belgrano crece con el sueldo de los empleados”, fueron algunas de las pancartas que portaron los trabajadores, hartos de una situación que se repite todos los meses.

 

“Es muy triste tener que reclamar todos los meses por el mismo tema: que paguen los salarios en tiempo y forma. Sin embargo, lo que más preocupa es la impunidad de estos empresarios”, dijo al respecto Laura Delpir, secretaria general de ATSA.

 

“¿Por qué hablo de impunidad? – siguió – porque para comprar un dólar en el medio aparece la AFIP, los bancos y todos los sistemas que uno se puede imaginar. Ahora, esta empresa hace años que no paga aportes ni contribuciones a nivel nacional. Pero es premiada dándole la prestación de PAMI. A nivel provincial, todos los meses, el gremio y el ministerio de Trabajo la infracciona y no paga las multas. Entonces, van a juicio. ¿Y encima le dan la prestación de IOMA?”.

 

Después de preguntarse categóricamente “quién apadrina a este sanatorio, porque hay demasiada impunidad”, se refirió a la medida de fuerza en sí: “Comenzamos con una protesta tranquila, porque queríamos ver la reacción de los empresarios. Pero como no apareció nadie, prueba más fehaciente de la impunidad que tienen, decidimos manifestarnos hoy lunes con un poco más de ruido”.

 

En esa línea, enfatizó: “Encima, el sanatorio atiende como si nada, traen a personal de afuera para cubrir las guardias. En decir, para algunos hay plata, para otros no. Para colmo, cuando mis compañeros van a cobrar sus sueldos, siempre reciben menos plata. Te pasás un mes reclamando el pago entero que enseguida vuelve el mismo problema: no pagan en tiempo y forma. Sinceramente, toda esta situación cansa mucho”.

 

Sobre el final, esbozó: “Dónde están los entes nacionales y provinciales que están obligados a controlar, para que estos abusos no se cometan más”.

 



Siguiente Noticia Piden que se trate proyecto del Mercado Concentrador Pesquero

Noticia Anterior "El estado provincial poco hace por el mantenimiento de escuelas"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario