La consejera escolar Claudia Piccolo (UCR), junto a Emiliano Mensor acudieron al edificio donde funcionan la Escuela Nº13 y la Secundaria Nº33, en Alió e Ituzaingó, donde una de las alas del edificio amaneció completamente inundada luego de que se reparara la semana anterior el flotante del tanque que se ubica en el entretecho y que nuevamente se dañara, ocasionando que el agua se filtre por techos y paredes.

 

Al respecto, la consejera reelecta expresó que “es una comunidad que trabaja muchísimo, padres, docentes y directivos que día a día ponen todo para mantener el normal dictado de clases pero que lamentablemente poco eco encuentran en las soluciones que se deben brindar desde el estado”.

 

“Estamos ante un estado provincial que poco hace por el mantenimiento frente a un escenario de infraestructura escolar que requiere obras de envergadura que no se pueden afrontar desde un fondo compensador que recibe en promedio solo 500.000 pesos aproximadamente para 200 edificios y que únicamente puede ser utilizado para mantenimiento”, detalló.

 

Piccolo consignó que “a esto se suma una administración que por sobre todas sus falencias, carece principalmente de sentido común, como la llevada a cabo hasta la fecha por el bloque mayoritario de Acción Marplatense”.

 

Luego de recorrer las instalaciones de las mencionadas escuelas, Piccolo y Mensor se llegaron al jardín 913, lindante a las mencionadas, donde hace más de tres semanas se encuentran suspendidas las clases también por problemas de infraestructura.



Siguiente Noticia Protesta de trabajadores de la Sanidad frente a un Sanatorio

Noticia Anterior La Feria del Libro con múltiples actividades desde la mañana

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario