La secretaria de Educación, Mónica Rodríguez Sammartino, participó este jueves del acto a través del cual se le impuso el nombre de “Florencio Molina Campos” al Jardín de Infantes Municipal Nº 28, ubicado en la calle 208 entre 1 y 3 del barrio Parque Hermoso, en homenaje al reconocido dibujante.

 

Además de la Secretaria de Educación, participaron de la ceremonia el Director General de Planificación Manuel Paz, la Inspectora de la Provincia de Buenos Aires Alejandra Guadia, la supervisora Virginia Fueyo y la directora del Jardín Diana Alderete.

 

En este contexto, Sammartino expresó que “se llega a esta decisión por un consenso que se hace con la comunidad de vecinos, padres y docentes de la escuela. Todos opinaron y hubo varias propuestas. La que tuvo mayor aceptación fue la de Florencio Molina Campos”.

 

“Si uno mira el Jardín y el lugar, se da cuenta que mejor elegido el nombre, imposible”, afirmó Sammartino y explicó que “el Jardín está prácticamente en el medio del campo y todos los dibujos costumbristas y la pintura de Molina Campos no pueden quedar mejor que en este lugar”.

 

“Es muy bueno que los chicos, desde temprana edad, estén familiarizados con ver a su alrededor los dibujos de Molina Campos, porque de alguna manera describen un momento de la historia Argentina que hace a nuestra identidad y esto es muy importante”, enfatizó Sammartino.

 

Haciendo un recorrido por la historia, Sammartino recordó acerca de Molina Campos indicando que “en 1926 en la Sociedad Rural Argentina realizó una exhibición y tuvo la suerte de que el Presidente de la Republica Argentina de esa época, Marcelo T. de Alvear, lo nombra profesor del Colegio Nacional Nicolás Avellaneda después de presenciar la exposición. En 1930, la fábrica Alpargatas S.A. lo llama para que diseñe un almanaque del año 1931. Esos almanaques circularon de forma masiva y eso lo hizo muy conocido internacionalmente”, y recordó también que “en 1942 es contratado como asesor técnico de los estudios de Walt Disney, pero en realidad no permanece mucho tiempo porque no simpatizaba del todo con el espíritu que lo anima a Walt Disney”.

 

“La obra de Molina Campos representa mucha importancia porque logra una conexión con la audiencia, como lo es el gaucho. Aún representando situaciones que en ese momento significaban un estilo de vida en el campo sacrificada, el logra a través de sus caricaturas y sus dibujos costumbristas sacar una sonrisa”, señaló Sammartino.

 

Finalmente, la titular de Educación municipal indicó que “los chicos vienen de todos los alrededores. La matricula de Jardín está conformada por alrededor de 100 chicos en dos turnos.”



Siguiente Noticia Autorizan a la esposa de Hernán a viajar a Rusia

Noticia Anterior Retornan los camiones fábrica de DNI a Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario