A once años de su secuestro, el caso Marita Verón, paradigma de la trata sexual, es también un símbolo de la impunidad, que ha trascendido fronteras. El juicio contra trece acusados de secuestrarla y prostituirla fue uno de los más resonantes de la Argentina.

 

Su sentencia –trece absoluciones–, la más escandalosa, al punto de que desató movilizaciones en todo el país. La “falta de pruebas” esgrimida por el cuestionado tribunal quedó encerrada en un fallo amañado, que merece explicaciones múltiples.

 

Por la importancia que tienen estos hechos para la democracia, es que el próximo viernes 8 de noviembre a las 20 se realizará la presentación que se realizará del Libro La Red, La trama oculta del caso Marita Verón.

 

La coordinación estará a cargo de la periodista Belén Cano junto a la autora, de “La Red”, Sibila Camps, en la Sala María Wérnicke en la Carpa “30 años de Democracia” de la Plaza Mitre.

 

Cabe destacar que, Sibila Camps presenció la mayor parte de las audiencias, que cubrió para Clarín y para Clarin.com. Sin embargo, La red (Editorial Planeta) se aleja de la crónica periodística para armar el rompecabezas que soslayaron tanto los jueces, como el poder político.

 

Conocedora profunda de Tucumán –este es su segundo libro sobre esa provincia, después de El sheriff. Vida y leyenda del Malevo Ferreyra–, no se conforma con reconstruir la red de explotación sexual y trata más importante del noroeste, con ramificaciones en medio país, sino que también restituye los hilos que entrelazan los diferentes contextos de los cuales son emergentes este caso y este juicio.

 

Recompone así el surgimiento del polo prostibulario de La Rioja, en tiempos del menemismo; la crisis económica de 2001-2002, que tanto golpeó a Tucumán, con la desnutrición infantil; la matriz de miedo que se instaló durante el terrorismo de Estado y aún persiste en la provincia; el crecimiento del temible clan de los Ale, y sus intentos de blanqueo a través de la remisería Cinco Estrellas y el club San Martín de Tucumán.

 

La red despliega los modelos de mujer y de familia presentes en las víctimas, incluso en las devenidas en victimarias; el rígido juego de roles del extenso juicio oral, donde los lapsus y los silencios filtraron fragmentos de la verdad; el código de los burdeles y el de la justicia, y sus lenguajes enmascarados. Al mismo tiempo, este complejo tapiz está bordado con las historias de vida de las jóvenes que cayeron en poder de la organización y compartieron sus sufrimientos con Marita Verón.



Siguiente Noticia Crearán la Secretaría de Seguridad y aumentará la inversión presupuestaria

Noticia Anterior Federación Farmacéutica avaló que se prohiba la venta de alimentos

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario