La Asociación de Licenciados en Turismo de Mar del Plata expresó su opinión respecto de la próxima temporada estival que se avecina y luego de conocerse la intención del poder político para que se garantice una temporada de 90 días y que no se adelante el inicio de clases para febrero, aunque finalmente el Ministerio de educación hizo caso omiso al pedido y fijó el inicio para el 26 de febrero próximo.

 

En un comunicado consideraron que dicho reclamo es válido y legítimo, “pero entendemos que esta iniciativa, tomada por el ejecutivo municipal, se parece más a una decisión extemporánea que a una política planificada y concertada de la actividad turística”.

 

Para los integrantes de la ALT esta postura parecería no ser plenamente coherente con el declamado slogan “Mar del Plata: ciudad de 12 meses”, política marco que “nos parece realmente acertada a los tiempos que corren, en donde los turistas se encuentran en un proceso de cambio constante en sus hábitos de consumo. Cambios que significan, que ya casi no existen las vacaciones de 1 mes o 15 días en verano, si no que las mismas son fragmentadas en varios períodos (muchos de ellos no en temporada estival) y por pocos días de estadía”.

 

“Y esto sin adentrarnos en los análisis que tiene que ver con los costos relativos de nuestros destinos comparados con otros del exterior, o con las variables vinculadas a la competencia interna que año a año se agregan a la oferta turística general”, agregaron.

 

Para la entidad presidida por el licenciado Esteban Zaballa “para que este reclamo sea atendido en tiempo y forma, debiera hacerse en una acción planificada desde la finalización misma de la temporada anterior, y no después de haberse realizados acontecimientos de comercialización y promoción, como la Feria Internacional de Turismo (FIT), y mucho menos a dos meses del inicio de la nueva temporada estival”.

 

“Asimismo, creemos que un reclamo como este debe estar acompañado de propuestas que concilien los 190 días de clase con los 90 días de temporada estival, tales como el desdoblamiento del ciclo lectivo en diferentes regiones del país, la doble escolaridad planteada en la Ley Nacional de Educación Nº 26.206, o sobretodo (ya que parece que es lo que tenemos más a mano) la capacidad de nuestra ciudad de aumentar la captación de otros segmentos de demanda diferentes a las familias con hijos en edad escolar, por ejemplo”.

 

Ante lo expuesto, entendieron que dichas propuestas deben ser formuladas no solo por el ejecutivo municipal, sino del trabajo en conjunto de un equipo multidisciplinario, donde estén representados realmente todos los sectores involucrados, es decir cámaras empresariales, sindicatos, asociaciones profesionales, universidad, el municipio, y también el ejecutivo provincial, el ministerio de educación, y aquellos municipios que también tienen como fuerte la temporada estival.

 

“Nuestra opinión profesional, plantea entonces la necesidad de fortalecer la planificación estratégica de mediano y largo plazo, la visión integral de la actividad turística, y en este caso el accionar con medidas necesarias, teniendo en cuenta que no son suficientes en pos de la sostenibilidad de los `12 meses´ de un destino turístico”, concluyó.

 



Siguiente Noticia Preocupación por la negativa oficial a reconocer la inflación

Noticia Anterior Todo listo para la 9º Feria del Libro de Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario