El Puerto de Mar del Plata se prepara para afrontar una amplia obra de limpieza mecánica del lecho marino en zonas adyacentes a sus muelles, tarea fundamental para optimizar la capacidad operativa de esta terminal.

 

La obra se pone en marcha esta semana y la inversión es de 2,2 millones de pesos. La intervención permitirá remover y retirar restos náufragos sumergidos en un área de 35.530 metros cuadrados.

 

Aportará plena operatividad en 1302 metros lineales destinados a amarre y es complementaria del dragado de canales exteriores e interior cuya ejecución comenzará antes de que finalice el año en curso.

 

“Es la primera vez que se llevarán adelante tareas de este tipo desde que nuestro ente se hizo cargo de la explotación y administración de la estación marítima local”, señaló el interventor del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata, Matías Machinandiarena.

 

La inversión será superior a los 2,2 millones de pesos y contempla entre 50 y 60 días de trabajo.

 

El titular de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Nación, ingeniero Horacio Tettamanti, manifestó su conformidad al respecto dado que la obra brindará a puerto Mar del Plata “la máxima operatividad en líneas de amarre y seguridad náuticas”, y resulta además “complementaria y necesaria de la puesta a seco y disposición final de los buques hundidos”.

 

Como las obras comenzarán esta semana, el Consorcio Portuario ha puesto al tanto a los armadores y agentes marítimos sobre la necesidad de prestar la máxima colaboración a fin de poder ejecutar las tareas en los muelles en tiempo y forma.

 

A tal efecto se elaboró un plan de obra que implica la liberación progresiva de espacios operativos de 80 metros lineales de muelle hasta completar los 1.302 metros del recorrido, que se iniciará en la sección 13ra. de la Dársena de Ultramar.

 

Los trabajos por realizar consisten en la limpieza mecánica del fondo marino y frente de muelles que en conjunto suman 35.530 m2.

 

Luego se liberarán de restos náufragos los 16.000 m2 de fondo marino del sector ubicado entre los espigones 7 y 10, donde se encontraban los buques hundidos ya retirados por la Prefectura Naval Argentina y por la empresa Emepa S.A. – Raúl A. Negro y Cía. – UTE.

 

Para la ejecución de los trabajos se utilizará una grúa de orugas con una grampa tipo pulpo montada sobre un pontón con una capacidad de izado de 27 toneladas.

 

Batirá el fondo de los muelles operativos hasta un máximo de 3 m del lecho actual para detectar los obstáculos que a través de los años y producto de las actividades portuarias de los buques que allí operan se hayan acumulado.

 

Un sector con condiciones particulares es el ubicado entre los espigones 7 y 10 por efecto de las tareas de remoción y puesta a seco de las embarcaciones que por años permanecieron hundidas en el sector.

 

La tarea a realizar allí permitirá la obtención de un certificado de libre fondo, lo que asegurará la inexistencia de restos dispersos de los buques removidos, condición esencial para efectuar tareas de dragado.

 

Además, esas condiciones aportarán a los proyectos de ampliación que para dicha zona prepara el Consorcio a los fines de realizar en ella nuevos espigones para el amarre de embarcaciones.

 



Siguiente Noticia Diversas actividades a ocho años de la IV Cumbre de las Américas

Noticia Anterior Rizzi brindó conferencias en Universidad siciliana

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario