Un hombre con discapacidad de 80 años apareció sin vida este jueves debajo de un puesto de la feria de artesanos ubicado frente a la Iglesia Catedral de Mar del Plata.

 

Se trataba de una persona que se movilizaba en silla de ruedas que había llegado a la ciudad hace diez días proveniente del barrio porteño de La Boca.

 

Desde la Secretaría de Desarrollo Social de la comuna lamentaron la noticia y aseguraron que le habían ofrecido asistencia y albergue pero el anciano rechazó la ayuda.

 

Parece mentira pero en pleno siglo XXI hay personas en situación de calle que se encuentran en distintos sectores de Mar del Plata y deben padecer condiciones climáticas adversas y bajas temperaturas como las registradas durante la madrugada de este jueves.

 

Dentro de ese contexto, un indigente de 80 años apareció muerto en Mitre y Peatonal San Martín, debajo de unos puestos de artesanos que se ubican en un sector de la Plaza San Martín, a escasos cien metros de la Municipalidad.

 

Algunos compañeros que también pernoctan en la calle fueron los que descubrieron el triste desenlace cuando fueron a despertarlo para concurrir a la sede de Cáritas para recibir una taza de café caliente.

 

De acuerdo a lo señalado por los médicos que llegaron hasta el lugar, las causas de la muerte habría sido por un paro cardio respiratorio provocado por las bajas temperaturas.

 

El hombre que se movilizaba en silla de ruedas había llegado a Mar del Plata hace unos diez días proveniente del barrio porteño de La Boca.

 

Desde Desarrollo Social de la comuna aseguraron que habían tomado contacto con esta persona y le habían ofrecido ayuda, la cual fue rechazada.

 

La titular del área, Alejandra Urdampilleta, señaló que “lamentablemente no pudimos convencer al señor para que accediera a tener nuestra ayuda y estar en estos días de baja temperatura en el espacio donde funciona el programa para las personas en situación de calle”.

 

“Los operadores del programa trabajan de esta manera, buscando la voluntad de la persona, tratando de convencer, sugerir y tratar que reciban la ayuda que desde el municipio podemos ofrecer”, agregó.



Siguiente Noticia El Procrear, cada vez más lejos de la canchita de los bomberos

Noticia Anterior Del Potro no afloja y está en los cuartos de final

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

  1. miguelmdp
    28 octubre, 2013 at 5:45 PM — Responder

    No puedo admitir la muerte de ninguna persona por abandono en la calle, no importa los motivos. En principio creo que no se ha hecho lo suficiente para hacerle cambiar de actitud ante el ofrecimiento de ayuda, aceptando que lo hubo. Pienso que en estos casos, sin violentar sus derechos, debería haber intervenido un grupo de profesionales que lo deben atender en un ámbito propicio para convencerlo de la necesidad de recibir protección. Si valoramos la vida humana, esto no se puede repetir. Es vergonzoso que esto suceda en nuestra comunidad marplatense, en la que pregonamos ser solidarios. En todo caso debe constituir un desafío para el poder público. Es posible e imprescindible que se conforme un equipo interdisciplinario que atienda estos casos, con un procedimiento que prevenga estas situaciones y pueda actuar con la firmeza necesaria para evitarlas. Las autoridades en el área de salud y seguridad, no se pueden conformar con la negativa a ser atendido, cuando, como en este caso, se trata de un anciano y además, es un discapacitado. Es evidente que, “prima facie”, no se puede aceptar su negativa sino es pasible de un tratamiento adecuado que le permita “a posteriori” actuar con libertad y ejercer sus derechos con plenitud. !Ojalá que no se repita!

Deja un comentario