Por: Dr. Roberto Elizalde
Número de matrícula: 46113
Vicepresidente Sociedad Argentina de Mastología

 

La Sociedad Argentina de Mastología anunció que se trata de la primera base de datos epidemiológicos sobre la enfermedad en la Argentina que permite conocer con exactitud las características y rasgos distintivos comunes entre los pacientes de nuestro grupo étnico para poder tomar decisiones claras y concretas sobre nuestra población.

 

Sin dudas, es la mayor novedad en materia de control y seguimiento del Cáncer de mama que tiene por objetivo desarrollar un repositorio de información de una patología de elevada prevalencia, posibilitando el uso de la tecnología en el registro de casos con control de calidad.

 

En Argentina existía una falencia respecto a los datos disponibles acerca de la incidencia y características epidemiológicas del cáncer de mama. Este déficit incluía factores relacionados con actualizaciones de los registros, cobertura, calidad, análisis e interpretación de los resultados para priorizar políticas de salud, programas de prevención y actividades científicas.

 

Para revertir esta situación y generar la base de datos de Cáncer de Mama, se convocó a integrar la información a todos los centros referentes a nivel nacional (hospitales públicos y privados, sanatorios y consultorios) de distintos puntos de nuestro país. La iniciativa cuenta hoy con los datos pormenorizados de más de 8000 pacientes.

 

En este sentido, en la base se cargan un total de 236 variables de cada paciente que van desde la edad, el motivo inicial de la consulta, el tipo de cáncer que padece, la clase de tratamiento que se le ha practicado, la sobrevida y el seguimiento.

 

Así, este Registro de Cáncer de Mama (RCM), se ha convertido en una base de datos epidemiológicos sobre la enfermedad que permite saber con exactitud no sólo la cantidad de mujeres enfermas, sino las características de la enfermedad en nuestro grupo étnico y, por ende, tomar decisiones claras y concretas sobre nuestra población, sin extrapolar las conclusiones de trabajos o estudios internacionales que suelen hacerse sobre mujeres con otras características.

 

Del análisis de los últimos datos clasificados (4.400 casos)que corresponden a centros ubicados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y La Plata se desprende que:

 

El 99,6% de los pacientes es de sexo femenino, con una media de edad 57,7 ± 13 años.
El 68,8% de las pacientes eran postmenopáusicas.
El 20,3% de las pacientes era nulípara (nunca dio a luz).
El 19,3% presentó el antecedente heredofamiliar de cáncer de mama.

 

De los 4.436 casos, 434 fueron carcinomas no invasores (9.8%), (se trata de un estadío previo al cáncer, en general asociado con microcalcificaciones. No es palpable y no tiene capacidad de producir metástasis).

 

Respecto al tamaño tumoral, sobre 3.900 casos, la mayoría resultó menor o igual a 2 centímetros (2.248 casos, 57.6%), entre 2 y 5 centímetros (1.172 casos, 30.0%), más de 5 cm (183 casos, 4.7%), y más allá de su tamaño, el 7% de los pacientes presentó compromiso del tórax o de la piel.

 

Respecto a los tratamientos aplicados, por citar un ejemplo, de los 434 casos correspondientes a carcinomas no invasores, el 80% fue tratado con cirugía conservadora y el 20% requirió de una mastectomía. Asimismo, al 90 por ciento de las pacientes a las que se realizó cirugía conservadora se completó el tratamiento con radioterapia.

 

Quizá el aspecto más importante que surge de los primeros análisis del Registro de Cáncer de Mama sea el que señala que el principal motivo de consulta registrado fue el de auto detección sospechosa con el 54,3%.

 

Resulta por lo tanto imperioso reforzar las acciones de concientización social respecto a los controles mamarios periódicos para encontrar posibles lesiones antes de que sean palpables y aumentar las posibilidades de curación.

 

El diagnóstico precoz o detección temprana es la mejor arma contra el cáncer de mama. Las posibilidades de cura siempre guardan relación con el momento del diagnóstico. En los estadios iniciales, pacientes con carcinoma (pre-invasor), el índice de sobre vida libre de enfermedad es del 97%. Se trata de diagnósticos que en un 85% se realizaron por mamografía, por ser lesiones no palpables.

 

Prácticamente la totalidad de las pacientes fueron estudiadas con mamografía y/o ecografía. La asociación de estos dos tipos de estudios sólo aportó una tendencia beneficiosa en las pacientes menores de 40 años. Por lo general, la ecografía se realiza como complemento de la mamografía en mujeres jóvenes, ya que en aquellas pacientes menores de 50 años la mama resulta más densa y la ecografía tiene mayor capacidad de definición ante cualquier duda que se pueda presentar, para alejar temores sobre falsos negativos.

 

Para proteger los datos personales y la confidencialidad en cada paciente, los datos son disociados (sólo el médico que los carga en el registro sabe a quién corresponden).

 

Para la Sociedad Argentina de Mastología es una política institucional a sostener y respaldar para lograr una base de datos de alcance nacional. Por otra parte, el hecho de que el RCM esté en la web, facilita su expansión geográfica, necesaria para lograr un alcance representativo de todo el territorio.

 

 



Siguiente Noticia Condenan a dos años de prisión por violencia de género

Noticia Anterior Denuncian mala atención en la Oficina Municipal de Defensa al Consumidor

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario