Si tenés poco tiempo para arreglarte lo ideal es utilizar un maquillaje natural que te haga lucir fresca.

 

Ojos: como primer paso curvá tus pestañas con un arqueador de pestañas. Nunca olvides ese detalle, hace una gran diferencia en tu mirada. Ahora aplicá sutilmente una sombra de color claro, podés utilizar dorados, salmones o marrones suaves. Con un delineador negro delineá por la línea de las pestañas (que sea una línea fina). Por último, colocá una o dos capas de rimmel.

 

Girl-Cute-Brown-Eyes-Closeup

 

 

Labios: mantenelo simple. Podés usar simplemente manteca de cacao o cualquier labial o gloss que tenga un color similar al de tus labios.

 

 

Desktop

 

Rostro: colocá una capa suave de crema humectante en toda tu rostro y cuello. Esto va a hacer que la base que coloques se funda naturalmente con tu piel.

 

Ahora aplicá la base con la herramienta que te resulte más cómoda: tus dedos, una brocha o una esponja. Finalizá con un corrector de ojeras.

 

Colocá un rubor suave de un tono terracota o un rosado suave. Si no sabés en qué parte de tu rostro debés aplicar el rubor, ingresá acá

 

Desktop1



Siguiente Noticia Finalizó el Programa “El Patio es tu Aula, aprendé jugando”

Noticia Anterior DAMIAN SHINE EN CONCIERTO

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario