El pasado 28 de agosto Nahuel Río, regresaba de un recital cuando fue atropellado por un colectivo en Independencia y Juan B. Justo, luego que el chofer no lo dejara subir y aumentara la velocidad, dejándolo tirado en la calle con doble fractura expuesta en una pierna.

 

Gracias a la ayuda de las personas que estaban presentes, fue socorrido por una ambulancia que lo llevó hasta el Hospital Interzonal de agudos de la ciudad de Mar del Plata.

 

Desde ese día, espera en una habitación que no presenta las condiciones de salubridad por el material ortopédico para realizar la cirugía.

 

Este estudiante del “Bachillerato Popular América Libre” y el mayor de 5 hermanos, comparte la habitación 210 del Segundo Piso junto con cinco heridos más en condiciones que distan mucho de ser las adecuadas para una lesión grave.

 

La familia describió que “hay dos enfermeros para 7 habitaciones, falta de gasas y desinfectantes, escasez de lavandina y ropa de cama, presencia de cucarachas y ausencia total de asistencia psicológica“.

 

A esto se debe sumar que, hace casi 60 días que la familia de Nahuel espera la llegada de material ortopédico para poder realizar la cirugía.

 

Durante todo este tiempo, las autoridades del hospital han brindado diversos argumentos para justificar esta demora, “que un clavo y tres tornillos tardan dos meses en llegar (ya pasaron), que se consiguen por 8000 ó 12 000 pesos, que hay un mercado negro, que llegan por contacto directo con alguien, que no hay que usar material de origen nacional, que hay paro de estatales y que está primero en la lista de espera”, enumeraron.

 

“Lo cierto es que ya no se puede esperar más: en la fractura del fémur los médicos colocaron una tracción en la tibia para que el hueso estire y no hay que ser profesional para darse cuenta que esa herida abierta corre riesgo de infección“, agregaron.

 

Los familiares de Nahuel reconocieron que el personal del Hospital está colapsado de trabajo, “sabemos también que el material ortopédico está en la ciudad, que el chofer sigue manejando en la empresa 25 de Mayo y que la salud pública sigue siendo tierra de nadie en donde mucha gente aprovecha para hacer negocios con los más necesitados”.

 

A pesar de que la noticia se hizo pública, la familia nunca recibió apoyo de ningún organismo estatal y es por eso que una vez más, recurren la solidaridad de todas las personas que logran percibir a cualquier injusticia como propia.

 

Nahuel necesita:

 

-La donación de un clavo endomedular acerrojado de fémur y 3 tornillos canulados.
-Testigos del día del accidente que fue después del recital de “La Renga” en el Polideportivo de MdP la noche del martes 28 de agosto en Independencia y Juan B. Justo.
-Que se difunda la gravedad de esta situación para acelerar los tiempos y que Nahuel recupere cuanto antes la salud física y psíquica, ya que tantos días de internación postrado lo han empujado a una terrible situación de angustia y
-Adhesiones colectivas o individuales para lograr que nuestro reclamo se escuche.

 



Siguiente Noticia Repararon la autobomba del cuartel de Bomberos Puerto

Noticia Anterior Las finales de los Evita se acercan a Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario