Vilma Baragiola protagonizó una reunión de trabajo junto a las dirigentes del Frente Progresista Cívico y Social, quienes además tienen una amplia trayectoria en la defensa de los derechos de las mujeres.

 

Estuvieron presentes Victoria Vuoto, María del Carmen Viñas, Betty Vázquez, Valeria Crespo, Stella Maris Piergentile, Cristina Coria, Claudia Piccolo, Florencia Carlsen, Silvia Agustinelli entre otras.

 

El objetivo de la Jornada de trabajo fue hacer un diagnóstico de la situación de las mujeres en el Partido de General Pueyrredón, y debatir, intercambiar y generar consensos sobre las necesidades centrales y las políticas públicas necesarias para construir una ciudad con equidad.

 

La candidata por esa fuerza política expresó que “en este espacio político tenemos un gran cúmulo de experiencias en lo que hace a la defensa de los derechos de las mujeres, el conocimiento acabado de las distintas problemáticas y las propuestas que hemos trabajado cada una desde su espacio político hacen que nos complementemos, la intención fue generar un ámbito de intercambio que nos permita articular ese trabajo.”

 

Más adelante, la actual concejal de la UCR afirmó que “cotidianamente escuchamos discursos que son simple maquillaje y cuando hacemos un diagnóstico profundo nos damos cuenta que falta mucho por hacer. Hablar de la igualdad y los derechos de las mujeres no nos hace progresista, la práctica y el verdadero compromiso nos hacen progresista. Necesitamos jerarquizar el área de la Mujer, creando un instituto de política pública que dependa directamente del Intendente.

 

Por otro lado afirmó que “la transversalidad de las políticas de género, es el segundo desafío que tenemos por delante en el Partido de general Pueyrredón. Planificar educación, vivienda, cultura, deporte, salud desde una perspectiva de género. Integrar la mirada de manera universal y no localizarlos en las áreas de gestión especifica. Debemos incorporar la perspectiva de género al plan estratégico. Debemos empezar a planificar y pensar nuestra ciudad desde las mujeres si realmente queremos que Mar del Plata, Batan y Sierra de los Padres sean ciudades inclusivas.”

 

“Pero además tenemos una deuda urgente: brindar efectiva asistencia a las víctimas de trata y de violencia de género, para que los derechos no queden en letra muerta, necesitamos un estado presente, con mecanismos concretos. Debemos trabajar para crear el refugio para víctima de redes de trata y construir otro refugio para mujeres víctimas de violencia donde se trabaje integralmente para acompañar un proceso de empoderamiento de las mujeres, con talleres, capacitaciones en oficio”, aseveró.



Siguiente Noticia Trabajadores de Farmacia se reúnen en Mar del Plata

Noticia Anterior “El mercado inmobiliario continúa en una situación complicada"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario