La actividad inmobiliaria en territorio bonaerense tuvo una nueva caída interanual durante el mes de septiembre. El acumulado de los nueve meses de 2013, en comparación con el mismo período de 2012, también mostró una disminución en la cantidad de actos escriturarios.

 

De acuerdo a lo señalado por el notario Jorge Mateo, presidente del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, el mercado inmobiliario continúa profundizando el proceso de retracción que lleva 19 meses.

 

El referente de la actividad remarcó que el sector se encuentra operando en un nivel menor a 2009.

 

Según el informe mensual relevado por el Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, la actividad inmobiliaria en territorio bonaerense registró una caída del 5,9 por ciento durante septiembre. Se escrituraron 9.167 operaciones inmobiliarias, 572 menos que durante el mismo mes de 2012, en el que se habían relevado 9.739 actos escriturarios.

 

Por otro lado, durante este mes se sostuvo el descenso en el acumulado interanual. Entre enero y septiembre de este año se concertaron 69.221 operaciones inmobiliarias, un 13,3 por ciento menos que lo acumulado durante el mismo período de 2012, en el que se habían registrado 79.844 actos escriturarios.

 

En este sentido, en los primeros nueves meses del año en curso se operaron más de 17.446 millones de pesos, un 10 por ciento menos que en el mismo período de 2012, donde se habían registrado operaciones por más de 19.380 millones de pesos.

 

Según el notario Jorge Mateo, presidente del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, “El mercado inmobiliario continúa en una situación complicada. Se está profundizando el proceso de retracción que viene sosteniendo desde hace 19 meses, y estamos operando en un nivel menor a 2009”.

 

“Tomando los promedios del período enero-septiembre de los últimos cinco años, se observa que en 2013 el promedio es de 7.691 operaciones; en 2012, 8.872; en 2011, 10.111; en 2010, 9.100; y por último, en 2009 se promediaron 7.880 operaciones”, señaló Mateo.

 

Más adelante, el notario insistió en que para torcer el rumbo del sector inmobiliario quedan dos opciones: “que el mercado asimile los cambios culturales en materia monetaria, o que se levanten las restricciones cambiarias”.

 

“Lamentablemente, hasta el momento no hubo reacción del mercado, ni funcionaron las iniciativas para reactivar al sector“, acotó.

 

“Lo que más nos preocupa es que parte del movimiento inmobiliario mensurado en este informe corresponde a operaciones cerradas con meses y hasta años de antelación. La situación en las escribanías es más grave de lo que parece”, sostuvo el titular del Colegio de Escribanos bonaerense.



Siguiente Noticia Baragiola brega por políticas de género

Noticia Anterior En "aguantadero" secuestraron rodados pero no hubo detenidos

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario