En el marco del Día de la Madre y la Familia, un grupo de padres que denunciaron a una maestra de música por presunto abuso sexual cometido contra alumnos de 3 a 5 años del Nivel Inicial del Instituto San Antonio Gianelli, difundieron una carta para expresar sus sensaciones a más de cuarenta días de haberse conocido el caso.

 

En el mensaje criticaron la actitud de las autoridades del establecimiento educativo y de la congregación luego de haberse conocido las primeras denuncias.

 

Pasamos de víctima a victimarios y pasamos a ser la Oveja Negra de esa familia que jamás elevó una oración por nuestros hijos”, sentenciaron.

 

“Elegimos el Día de la Madre y/o de la Familia para transmitir nuestro mensaje, porque cada uno de nuestros actos fue, es y será movido por el amor que sentimos por nuestros hijos”, señalaron en el comienzo de la nota.

 

En otro tramo de la carta confesaron “que ilusos que fuimos, que tontos al creer en el amor y en la entrega de aquellas personas a quienes año a año oíamos agradecer por confiarles nuestros más preciados tesoros”.

 

Con respecto a lo sucedido en aquella reunión del domingo 8 de setiembre. confesaron que “aquella gran Familia se desmoronó con los aberrantes hechos cometido por uno de sus miembros contra nuestros hijos, niños de tan solo 3, 4 y 5 años, seres necesitados de protección y dispuestos a recibir a Jesús en sus corazones puros y frágiles, seres a quienes no solo se los ultrajó desde lo físico y lo psicológico, sino que fueron cercenados socialmente poniendo en tela de juicio sus palabras, esas palabras que no saben `hablar´ y tienen que dibujar”.

 

En relación a las críticas que surgieron contra los padres por su conducta, se preguntaron si “aquellas personas que juzgan sin saber y critican nuestro comportamiento tienen hijos”.

 

“Si es así, pónganse en nuestro lugar, qué sentirían si fuera a ellos a quienes los hubieran ultrajado, Dios quiera que nunca jamás vuelva a ocurrir a nadie“, agregaron.

 

A raíz de las denuncias y acusaciones que remitieron en la justicia contra la docente de música, los padres afirmaron que “pasamos de víctimas a victimarios, nos tildaron de padecer una psicosis colectiva, de ser violentos, agresivos, de tener una escasa capacidad reflexiva, de querer protagonismo, de iniciar una guerra contra los docentes o una especie de cacería de brujas”.

 

“Esa familia que tanto enarbolaba el amor a Dios, jamás elevó una oración por nuestros hijos. Esa gente que tal vez en la arrogancia de sentirse más cercanos al Santísimo, jugaron a sentarse en su trono y desde allí bajar su dedo juzgador para tildarnos de mentirosos”, agregaron.

 

Ante lo expuesto, en otro tramo de la carta dejaron en claro que “nosotros tenemos una VERDAD y esa verdad va a salir a la luz, que creemos en la Justicia de los Hombres, pero más aún creemos en la justicia divina. Que creemos en nuestros hijos, ellos NO MIENTEN y solo es cuestión de tiempo“.



Siguiente Noticia Banfield goleó a Aldosivi que no levanta cabeza

Noticia Anterior Buscan optimizar el sistema de transporte de cargas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

  1. Andrea
    21 octubre, 2013 at 11:37 PM — Responder

    Solo quiero decir que es una vergüenza que se dude de lo dicho por criaturas tan pequeña y mas vergüenza aun que los directivos del colegio gianelli vuelvan a sus puesto sin averce aclarado esta situación, y q sigan acargo de nuestro hijos.aviendo pruevas contundentes de una denuncia q fue ignorada por Lorena ,Mirta y marivi..

Deja un comentario