El investigador de CONICET, Agustín Salvia, aseguró que “la integración social se logra si la dirigencia se involucra y logra pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones”, durante una disertación en el marco del Coloquio empresario IDEA que se realiza en Mar del Plata.

 

“Realizamos un trabajo cuantitativo y cualitativo para analizar cuáles son las políticas públicas que debemos implementar como país para realizar un cambio en la situación de pobreza”, explicó Salvia, y agregó que el eje de este panel es averiguar “cuál es el rol de los empresarios”.

 

El investigador de la UCA aseguró que “la pobreza es también su negación, porque molesta, nos pone en peligro, la pobreza parece ser un problema complejo que involucra superar desigualdades de nuestra economía e institución cultural y política”.

 

“No se sale de la pobreza solamente con aumentar el PBI per cápita, porque la pobreza no es vivir de manera humilde sino no poder elegir, desarrollar ni producir todo lo que puede ser, como agentes sociales y parte de la comunidad tenemos que intervenir”, dijo Salvia.

 

Durante el panel, Salvia presentó una serie de encuestas realizadas por el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, en las cuales se puede resaltar que hay 10 millones de pobres en Argentina y 2 millones de indigentes, además, en el país hay 2,5 millones de niños que sufren situación de hambre.

 

“Necesitamos desarrollar un hábitat propicio para derribar la barrera que nos separa de la integración social”, afirmó Salvia, luego de presentar una encuesta que muestra que hay 600 mil hogares ubicados en villas o viviendas precarias.

 

Las estadísticas muestran que hay 3,5 millones de personas viven sin red cloacal, “esto genera un malestar psicológico crónico por las condiciones de marginalidad económica o social, necesitamos una sociedad que sea valiente para enfrentar estos desafíos”, sostuvo Salvia.

 

Además, las encuestas revelan que en Argentina hay 8 millones de personas sin empleo pleno y casi el 50% de los trabajadores no tiene acceso a la seguridad social. “El 37% de los jóvenes no ha terminado el secundario, el 17,4% ni trabaja ni estudia, son jóvenes que están afectados en el futuro, la mayoría de ellos mujeres que están privadas de participar de la vida laboral”, alertó el investigador del CONICET.

 

Agregó que “la dirigencia es fundamental para modificarlo, hay que diagnosticar y transformar nuestra realidad para modificar el destino, comprometer a las empresas en un cambio de rumbo, necesitamos funcionarios comprometidos, políticos proyectando el país, que no espere la dirigencia, que se involucre”.



Siguiente Noticia La primera Hidrógrafa de la Armada Argentina es marplatense

Noticia Anterior Caso Gianelli: citan a los padres a declarar

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario