Los integrantes del Movimiento Universitario SUR, a cargo de la vice presidencia de la Federación Universitaria de la UNMDP, y del colectivo de mujeres MUMALÁ se refirieron a los anuncios de la Jefatura Departamental acerca de la presencia de más personal policial en las inmediaciones del Complejo ubicado en Peña y Funes.

 

Victoria Herrera, vice presidenta de la FUM, remarcó que desde principio de año vienen solicitando que la UNMDP y el Municipio trabajen juntos para garantizar que se prevengan los abusos que las estudiantes sufren en las cercanías del Complejo Universitario.

 

En tal sentido, la Universidad destinó una partida de dinero para colocar más luminarias y trabajar en la deforestación de algunos predios linderos, pero la respuesta municipal tiene que ver con el incremento de la policía.

 

“Estamos convencidos que esa no es la solución. Nos preocupa profundamente la respuesta del municipio. Los y las estudiantes nos manifestamos con claridad: no queremos más policias ni respuestas represivas a nuestras problemáticas, hay que trabajar en los aspectos preventivos, cambiar los puntos de paradas de colectivos, y generar mecanismos para que la ciudad sea más segura para las mujeres”, sostuvo Victoria Herrera.

 

Sobre este punto, desde el Colectivo de Mujeres MUMALÀ recordaron el petitorio que presentaron en el Consejo Superior de la UNMDP en el cual contemplaba diversos puntos.

 

“Se avanza en algunos pero exigimos al municipio que trabaje en garantizar la seguridad con perspectiva de género Hicimos el reclamo debido a los abusos sexuales y acosos que sufren las mujeres. Necesitamos que desde la política pública se instrumenten mecanismos que nos permitan a las mujeres circular y hacer uso de los espacios públicos libremente, donde no seamos violentadas por nuestro género”, expresaron.

 

“Una ciudad es segura para las mujeres cuando se promueven politicas de erradicación de la violencia de genero y se promueve la igualdad de oportunidades. Se debe trabajar con arquitectos/as prestando atención a la iluminación, paisajismo, visibilidad, tránsito vehicular, tránsito peatonal, mobiliario urbano, posibles lugares de escondite, señalización, proximidad a otros espacios públicos, proximidad a servicios de emergencia, y acceso al transporte público, considerando el uso que las mujeres dan a estos lugares”, agregaron.



Siguiente Noticia Entre escraches y tumultos, distinguieron a Baltasar Garzón

Noticia Anterior Existen problemas con la convocatoria de fiscales

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario