La Dirección de Movilidad Urbana del Municipio llevó adelante durante este fin de semana largo los habituales operativos preventivos en diferentes puntos de la ciudad.

 

Entre el trabajo realizado por personal de Tránsito se destaca los controles a conductores y vehículos basados verificación de nivel de alcohol en sangre de los conductores, documentación y la existencia de los elementos básicos para circular (cinturón de seguridad, luces, matafuego, utilización de cascos en el caso de los motociclistas).

 

El director de Control Técnico y Operativo, Máximo Mazzuchi informó que “durante este fin de semana se realizaron más de 500 verificaciones de alcohol en sangre a conductores”.

 

“El resultado dio que 134 dieron positivo y de esos 89 punitivos (excedían la cantidad de alcohol en sangre de lo permitido), violación de la ley considerada grave correspondiendo la inhabilitación momentánea del conductor y el secuestro del vehículo”, señaló el funcionario.

 

En los controles, se detectó una lectura máxima de 2.44 de alcohol en sangre en un conductor de sexo masculino siendo está 4 veces superior a la graduación permitida (0.5).

 

Al respecto, Mazzuchi destacó el trabajo que se realiza en materia de controles de alcoholemia: “Cada vez son más los jóvenes que deciden utilizar el transporte público o que en los grupos conduce quien no toma alcohol. Esto es importante, porque los controles sirven para prevenir sobre la base de cambios en las conductas de gente”, destacó.



Siguiente Noticia Se presentó el Programa "comercios amigables mayores integrados"

Noticia Anterior Candidatos participaron de tradicional debate en el Illia

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario