Pasadas las 7.30 de la mañana, luego de que ingresaran todos los alumnos, las más de cincuenta familias que acamparon frente a la ESMET Nº1 pudieron anotar a sus hijos para el ciclo lectivo 2014.

 

En pleno siglo 21, todos los años para esta época se repite frente a varios establecimientos educativos la vigilia de decenas de padres para pugnar por una vacante que no suelen ser muchas.

 

Por tal razón, es que se registran estos acampes de padres que como en este caso se inició el viernes pasado.

 

De esta manera, mientras miles de familias aprovecharon el fin de semana largo para distenderse y disfrutar estas mini vacaciones, hubo más de cincuenta que pasaron cuatro días en Juan B. Justo e Hipólito Yrigoyen esperando anotar a sus hijos.

 

Un dato para remarcar es que, a priori, son 50 las vacantes disponibles en este establecimiento educativo municipal, con lo cual si no se extiende esa cantidad habrá padres que a pesar del sacrificio realizado no habrá logrado su deseo que su hijo estudie en este colegio.



Siguiente Noticia Chofer apuñalado volvió a ser internado

Noticia Anterior Familiares de marplatense detenido en Rusia culpan a Greenpeace

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario