A pesar de la llegada de refuerzos policiales, agentes de Prefectura, comisarías móviles y cámaras de seguridad, el índice delictivo en Mar del Plata no baja y uno de los sectores más afectados siguen siendo los taxistas y remiseros.

 

Los trabajadores del volante afirman que se registran asaltos todos los días, pero no todos los casos se denuncian “porque no podemos dejar el auto en las comisarías para el peritaje porque perdemos días de trabajo”.

 

El pasado fin de semana se registraron cuatro hechos donde los delincuentes se llevaron los taxis y a lo largo de la semana se sucedieron varios casos contra taxistas y remiseros.

 

La policía no nos controla para nada y sugiero que un jefe policial se suba durante una noche a un taxi y verá cuántas veces nos paran”, señaló Carlos, un taxista con doce años de experiencia y que ya sufrió cuatro asaltos.

 

El peón no ocultó su bronca al señalar que “la policía después se enoja cuando los criticamos, pero la verdad que no hay ninguna colaboración y con Prefectura sucede lo mismo“.

 

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), el taxista de 45 años confesó que “en este país las personas que tenemos más de cuarenta años adonde vamos a trabajar”, al ser consultado acerca de si se le cruzó por la cabeza bajarse el auto y buscar otro empleo.

 

Acá se tienen que poner los pantalones largos, que hay que esperar que maten a otro taxista“, enfatizó.



Siguiente Noticia "El Estado no puede vulnerar derechos"

Noticia Anterior Impulsan la creación de nuevos juzgados y salas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario