En un encuentro realizado en la sede del Banco Provincia de la Capital Federal, el Jefe de Gabinete Alberto Pérez, junto al Subsecretario de Gabinete, Juan Pablo Alvarez Echagüe y el Subsecretario de relaciones con la Comunidad, Carlos Gianella, hizo entrega a Gabriela, la mamá de Luana, de la partida de nacimiento rectificada y el nuevo DNI confeccionado por el Registro de las Personas de acuerdo a la identidad de género autopercibida por de la niña trans de seis años.

 

En rueda de prensa, el Jefe de Gabinete, Alberto Pérez, expresó: “Esta entrega de la nueva partida de nacimiento y del nuevo DNI a Gabriela y a su hija Luana, tiene que ver con la decisión del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y del gobernador Daniel Scioli de solucionar un problema puntual que estaba viviendo esta familia”.

 

“Son derechos contenidos en la nueva ley nacional de identidad de género, y los derechos contenidos en la Convención Internacional de los Derechos del Niño que tiene rango constitucional en nuestro país. Seguiremos, junto a la Nación, siendo la Provincia pionera en la restitución y puesta en vigencia de nuevos derechos”, agregó.

 

Por su parte, Gabriela, la mamá de Luana manifestó: “quiero agradecer a todas las personas que estuvieron a mi lado, a los miembros de la CHA. A los que confiaron en la identidad de mi hija, en lo que ella sentía y respetaron sus derechos y sus deseos. No es mi deseo el que sea nena, es el deseo de Luana, lo único que hice yo fue acompañarla en esta lucha. Este DNI es de Luana, está firmado y tiene la foto de Luana. Esta lucha es de ella, yo solamente la acompañé y la escuché en el momento en que ella necesitaba que la escuchara. Luana está hace una semana feliz, cambió en la escuela, en el jardín, la maestra me dijo que la había visto más contenta. Le contó a su maestra que había hecho el trámite del DNI y le contó cómo le habían sacado la foto. Ella quiere ver se foto y su nombre en su DNI”.

 

“Yo quiero decirles a los padres que escuchen a sus hijos. Nadie va a decirles quienes son más que ellos mismos. Nadie puede formar una identidad, no se puede imponerles nada, no importa cuán chiquito sea. Hay que escucharlos acompañarlos y no tener miedo. Tienen derechos, son iguales a todos los niños. Lulú hace dos años que está en el jardín de infantes y los nenes lo tomaron naturalmente. El temor lo tenemos los adultos”, añadió.

 



Siguiente Noticia Disponen medidas de seguridad para el clásico

Noticia Anterior Del Potro y Berlocq a octavos de Shangái

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario